Skip to content

Matamoscas en el cine: "El ilusionista" de Neil Burger

01/13/2007

Aunque un poco tarde, la película amerita un comentario. A pesar de que en los últimos meses he estado lejos del cine por razones personales, la piratería, una vez más, me ha resuelto la vida. ¿Qúe puedes esperar de una película que encuentras encima de tu horno microondas una mañana?

Debo reconocer que sabía poco de esta película antes. En cierta forma, mi alejamiento del cine ha sido total, incluso con respecto a las carteleras. Aún así, gracias al azar, ahora puedo responder mi pregunta anterior: puedes esperar bastante.

El director y guionista de la película es Neil Burger, y es la primera película que veo de él, aunque al parecer tiene pocas. En el reparto está Edward Norton, en el papel principal, como Eisenheim “el ilusionista”, que de un día a otro aparece en Viena presentando su show de magia. De actuación discreta y aceptable, pero sin ningún brillo como cuando actuó en EL Club de la pelea. Jessica Biel, como la duquesa Sophie, y Rufus Sewel como el príncipe heredero. Biel se pierde en la trama muy fácilmente, en cambio, Sewel por momentos logra darle fuerza a su interpretación, sobre todo al interactuar con Norton. Debo destacar la actuación de Paul Giamatti (Inspector Bouven), quien tuvo una actuación formidable en La dama del agua, que imprime a su personaje mucho carácter y destaca en todo el elenco. Debo reconocer que se va convirtiendo en uno de mis actores favoritos.

La película está ambientada a inicios del siglo XX en Viena y presenta la llegada y complicaciones que produce un mago casi desconocido en las altas esferas de la sociedad de dicha ciudad. La narración se basa en un conflicto amoroso adolescente que trasciende a esferas políticas, salpicado además con un tinte de conflicto social, aunque esto resulta una excusa del director para darle mayor tensión y continuidad al nudo amoroso. La intervención de Giamatti como el inspector de la policía sirve para que el espectador no penetre al misterio en si, sino que se mantenga al margen de él, hasta el desenlace, en donde la película da un giro, no del todo inesperado, pero sorpresivo.

En general, es una película que vale la pena saborear. De a pocos, como el buen vino. El desenlace nos remite al clásico final feliz aunque la creatividad del mismo, de la forma como se desenvuelve, nos roba desacaradamente una sonrisa. Además la película cuenta con buenos efectos visuales y un par de escenas que vale la pena saborearlas. Está la conversación privada entre el inspector y el mago, la función privada que hace para el príncipe, y la última presentación que hace el mago. Igualmente, la única escena del sexo es tratada con mucha sensualidad y buen gusto. Por último, dense cuenta del detalle de la cachateda a Sophie, de como la piel se va poniendo colorada.

Para quien le interese mis recomendaciones, les recomiendo verla. Aunque si debo criticar algo es que la película no termina de combinar muy bien la historia de amor adolescente que se presenta como un flash back, con la historia en si. Aunque si bien es cierto, está la idea de la desaparición, la última escena, en donde ambos salen abrasándose, diluye la misma. En fin… yo no soy un entendido en la materia, solo un simple aficionado.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. Carla con C permalink
    01/13/2007 3:17 PM

    Hector! bueno no he visto esa pela pero parece buena… yo tb he vuelto a la bloggosfera, espero ser constante!, y ya te vere con tu pelo largo y tu barba .. saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: