Skip to content

La muerte

09/03/2007
Un punto negro, un lunar (me llegué a enterar después), fue la partida de mi hipocondría que de vez en cuando me asalta. El punto inicial con que empezamos a escribir cualquier palabra. Supongo que también ayudó el estar presente cuando falleció mi abuelo, el sentir una honda tristeza sin saber muy bien por qué.
La culpa, el temor y la ignorancia fueron mis verdugos. Desde entonces le tengo terror a la muerte, aunque antes pensaba que ésta simbolizaba el vacío, la ausencia. Recién esta noche he comprendido que lo que en verdad me asusta es la soledad. La incapacidad de comunicarme con alguien y decirle que lo quiero, o sentirlo de parte suya. La imposibilidad de actuar, de comunicarme con mis sentidos. Y convertirme en parte de la nada.

Me aterra ser nada y sin embargo, no creo estar ahora muy distante de ello. Lo curioso es que un punto negro es el inicio y el final de esta historia.

Anuncios
One Comment leave one →
  1. gatorade permalink
    09/04/2007 12:03 AM

    un punto negro

    …yo tengo tres puntos en la cara

    ers un hipocondriáco del alma, cuando la muerte se aparece nos asustan las miserias propias…

    pero cuando soledad se presenta incluso entonces …extrañas las ajenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: